¡Salgamos del ruido!

Probablemente la mejor palabra para describir nuestra coyuntura es “malestar”. Es normal. La pandemia ha trastocado nuestra vida privada y pública, y también la forma de morir y despedir a nuestra gente.

También ha agudizado o desencadenado eventos que están marcando un cambio de época. Todo momento de transformación es angustiante, pues no hay certezas y prevalece el ruido y el crujir del presente. Pero un buen primer paso para ordenar nuestro entorno, es ajustar las ideas.

Y para ello es necesario que dialoguemos con seriedad y estemos a la altura de nuestro tiempo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Más artículos
Pospandemia y nueva fase del capitalismo